Conexio analitics

Las lesiones músculo-esqueléticas derivadas del trabajo.

Las lesiones músculo esqueléticas son un conjunto de alteraciones con un amplio abanico de signos y síntomas que pueden afectar distintas partes del cuerpo (manos, muñecas, codos, nuca, espalda) así como a distintas estructuras anatómicas (huesos, músculos, tendones, nervios, articulaciones).

 POR QUÉ SE PRODUCEN? 

La mayoría de las lesiones musculoesqueléticas derivadas del trabajo no se producen por accidentes o agresiones únicas o aisladas, sino como resultado de traumatismos pequeños y repetidos.
 Las causas más comunes son las siguientes:
  1. Mantener posturas estáticas: Mantener las mismas posturas durante toda la jornada, como estar de pie tras un mostrador o permanecer todo el día sentado en una oficina.
  2.  Adoptar posturas difíciles o forzadas.
  3. Realizar movimientos repetitivos, especialmente aquellos que se realizan a gran velocidad con grupos de pequeños músculos (mecanografiar, coser,…).
  4. Aplicación de fuerzas intensas (incluida la manipulación manual de cargas). 
MEDIDAS PARA PREVENIR LESIONES
  1.  Adaptar previamente el puesto de trabajo a la función a desarrollar (distancias de alcance a los materiales, iluminación...)favoreciendo una posterior ejecución cómoda y exenta de sobreesfuerzos.
  2. Procurar tener suficiente espacio para el movimiento en el puesto de trabajo.
  3. Intentar realizar las tareas evitando posturas incómodas oforzadas, procurando mantener las manos alineadas con los antebrazos (sin desviaciones de muñeca), la espalda recta (sin flexionarel tronco ni inclinar la cabeza) y los hombros en posición de reposo.
  4. Evitar los esfuerzos prolongados y la aplicación de una fuerza manual excesiva.
  5. Procurar cambiar de postura a lo largo de la jornada laboral y alternar o cambiar las tareas para conseguir que se utilicen diferentes grupos musculares y, al mismo tiempo, se disminuya la monotonía en el trabajo.
  6. Alternar el trabajo sentado – de pié.
  7. Intercalar pausas, acompañando éstas de ejercicios de estiramientos opuestos al movimiento ejecutado o la postura mantenida para permitir la relajación de los músculos.
  8. Utilizar los equipos y herramientas adecuados y en buen estado para cada tipo de trabajo, de modo que no sea necesario un esfuerzo adicional o una mala postura para compensar el deficiente servicio de la herramienta.
  9. Si la tarea lo requiere, utilizar equipos de protección individual para reducir el riesgo.
  10. Evitar las tareas repetitivas programando ciclos de trabajo con una duración superior a 30 segundos y establecer pausas periódicas que permitan recuperar las tensiones y descansar.
  11. Si realizamos manipulación manual de cargas utilizar los músculos de las piernas más que los de la espalda, tratando de disminuir la tensión en la zona lumbar.
  12. Cuando las dimensiones o el peso de la carga así lo aconsejen, deberá recurrir a carretillas y elevadores hidráulicos.

LAS MOLESTIAS Y PROBLEMAS NO SE PRESENTAN INMEDIATAMENTE, SINO TARDAN UN TIEMPO, ESTO HACE QUE NO LE DES IMPORTANCIA HASTA QUE AL FINAL SE PRODUCE LA LESIÓN.

Fuente:   INSHT

 


Cap comentari: